Bienestar Integral

La salud no es sólo estar bien físicamente, sino que es un equilibrio emocional, nutricional, psicológico y corporal.

Bienestar integral

La verdadera salud Integral no es una condición simplemente libre de síntomas adversos. Es un estado de bienestar dinámico, reminiscente

de la exuberancia y felicidad de la infancia. Cuando el cuerpo trabaja del modo en que está diseñado para funcionar, deberíamos

sentir una energía inagotable y permanente, una conciencia aguda de nuestro medio, un estado emocional fuerte y positivo y entusiasmo y

amor por la vida. En la actualidad, las personas estan inmersas en múltiples influencias que dificultan la obtención de un buen nivel de bienestar.

Es importante tener en cuenta, que el humano se ve afectado por múltiples factores que condicionan y tienen gran influencia en el bienestar integral. Estos factores son:

-Nutrición inadecuada

-Como nos relacionamos con el entorno, a nivel emocional, mental y espiritual

-Tóxicos químicos medioambientales

-Contaminación electromagnética y Geopatías

-Hábitos de vida incorrectos

Cualquiera de estos factores causan de una manera o otra un ESTRES en todos los ámbitos de nuestro ser.

Es interesante conocer, que tanto las plantas y los animales como las personas que están completamente sanas no se desequilibran, o sólo en muy pequeña medida, por estos factores patológicos.

Debido a la gran importancia que estos aspectos tienen en nuestra salud, se realizan talleres y charlas, donde se trata todos estos temas en profundidad (verotros talleres y charlas).

Nutrición inadecuada

Como se detalla ampliamente en nuestro apartado “nutrición natural evolutiva (NNE)”, la nutrición es un pilar fundamental en la salud del humano, ya que somos lo que comemos.

Las deficiencias nutricionales o toxicidad del medio interno, son las causas de las patologías más comunes que sufre nuestra sociedad actualmente. Algunas de estas patologías son: obesidad, tumores, hipertensión, diabetes, etc.

Hoy en día, existen aspectos que modifican gravemente la calidad del alimento como es la modificación genética, los fertilizantes, los pesticidas, radiación de alimentos, etc. Un ejemplo de esto, es el de un tipo maíz modificado genéticamente, que provoca infertilidad.

Cuando nos alimentamos correctamente y tenemos un buen proceso de absorción, nos aseguramos un muy buen estado de salud.

La relación de las enfermedades con las emociones, los pensamientos y los anhelos espirituales

Este aspecto, es junto con la nutrición, es uno de los pilares básicos o ” el otro pilar básico” del bienestar integral. La influencia de nuestras emociones y nuestras creencias sobre la vida en la aparición de enfermedades es algo de lo que siempre se ha hablado y que está en la sabiduría popular. Como dice mi madre “los disgustos no matan pero preparan el terreno para poder tener una enfermedad”. La “medicina alternativa” se caracteriza por asumir este principio.Incluso en la medicina oficial (alopática), existe desde no hace mucho tiempo, la impronunciable rama de la psiconeuroinmunología…..pero ni una ni la otra habían conseguido definir esa relación cuerpo-mente con la suficiente precisión… hasta la aparición en escena del Dr. Hamer…y posteriores investigadores como Enric Corbera, Salomón Sellan, Claude Sabbah, Anne Schutzenberger, Marc Fréchet, Groddeck , entre otros, que han demostrado que las enfermedades no existen como tales sino que se trata de programas biológicos cargados de sentido.

Es decir, la enfermedad es la solución biológica a un conflicto para asegurarnos la supervivencia y suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo. La interpretación que hace nuestro subconsciente de un suceso, es lo que pone en marcha el programa que desarrolla una enfermedad, el tomar consciencia del origen de dicho conflicto es lo que nos lleva a una mejoría y en muchas ocasiones a la remisión total de la enfermedad en cuestión.

Para mas información ver“Taller de taller neuro-desprogramación”

Tóxicos químicos medioambientales

La exposición continua a sustancias tóxicas, como la polución, el tabaco, los productos químicos del hogar, etc., deterioran nuestro estado de salud. Ejemplos de estos productos químicos, los podemos encontrar en los alimentos que comemos, productos de cosmética e higiene personal que usamos, la ropa que nos ponemos, los juguetes de nuestros hijos e incluso el polvo de nuestra casa, están todos contaminados con químicos sintéticos que perjudican nuestra salud.

Estos productos, pueden ser el origen de múltiples problemas de salud como el cáncer (mama, testículos, próstata, páncreas, leucemias,…), los problemas reproductivos (infertilidad, subfertilidad, mala calidad del semen,…), las alteraciones inmunológicas (alergias, asma, caída de las defensas,…), los desarreglos metabólicos que llevan a un incremento de las tasas de obesidad, la diabetes, las malformaciones congénitas, adelanto de la pubertad en las niñas o problemas cognitivos infantiles, entre otros. Por eso es vital minimizar al máximo la influencia de estos tóxicos.

Contaminación electromagnética y Geopatías

Los seres vivos y organismos se han adaptado a lo largo de su evolución al efecto de radiaciones biológicas naturales, con las que se hallan en equilibrio. Este equilibrio está actualmente en grave peligro, como también sucede en otros muchos campos, como se puede observar en los químicos.

Es importante tener en cuenta en la actualidad, los efectos biológicos de la electricidad, el magnetismo, las altas frecuencias y las radiaciones no ionizantes.

Cada organismo vivo funciona como un sistema eléctrico. Sus moléculas y átomos son partículas eléctricamente polarizadas. La célula como portadora de carga está polarizada (dipolo), con dos funciones principales:

-emite radiaciones de distintas frecuencias

-absorbe impulsos electromagnéticos

Esto también sucede en los órganos y organismos cuyas funciones también se controlan eléctricamente. Las influencias de las radiaciones pueden perturbar sensiblemente las centrales de mando del sistema nervioso, hormonal e inmunológico y provocar o agravar muchas enfermedades (especialmente enfermedades crónicas).

En cuanto a las radiaciones ionizantes (lo que se conoce como radiactividad), este tipo, desencadena reacciones químicas en el organismo vivo, que provocan daños o muerte de organismos y células, la aparición de mutaciones y especialmente de cáncer (producen principalmente por daños en el ADN y rupturas en los cromosomas dentro de la célula). Este tipo de radiación se puede encontrar en baldosas de algunos suelos de casas fabricadas con materiales radiactivos, en alimentos radiados, en alimentos marinos procedentes océanos cercanos a centrales nucleares, o en lugares donde hay terrenos graníticos o se acumula gas radón.

Otro aspecto importante para la salud, la geobiología. Esta trata sobre los efectos biológicos causados por la radiación natural de la tierra en determinados lugares. Es decir, los efectos biológicos de zonas sensibles por su geología o anomalías de la radiación terrestre natural, causada por venas de agua subterránea, fallas, líneas curry, líneas hartman, etc. Es importante tener en cuenta que, no todos los lugares con alta radiación natural tienen efectos nocivos sobre la salud.

Para mas información ver“Taller de contaminación electromagnética y geobiología”

Hábitos de vida incorrectos

Los buenos hábitos, son aquellos que mejoran la calidad de vida. Los malos hábitos tienen consecuencias negativas para nuestras vidas, siendo fuente de insatisfacciones. Estos hábitos inadecuados, provocan mayor probabilidad de desarrollar diversas enfermedades degenerativas, y a nivel psicológico, generan baja autoestima. Algunos de ellos son:

-Tiempo y horarios de descanso incorrectos

-Consumo de drogas y medicamentos

-Ver noticias negativas, violencia, etc., en la TV (sobretodo, mientras se come)

-Hiperestimulación de los sentidos, mediante por ejemplo, los videojuegos

-Muy poco ejercicio físico o en exceso

-Etc…

Para obtener información sobre fechas, horarios, programa, contenido, etc, de los talleres relacionados con el bienestar integral ver el siguiente link:

Otros talleres y charlas

O mandar un correo electrónico a la dirección:

jardinalegria2015@gmail.com

O llamar a los teléfonos:

677 44 61 95 – 655 21 00 20

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR